El Salvador ya acumula una deuda de $18 mil millones

Noticias

El Salvador ya acumula una deuda de $18 mil millones

El Gobierno se ha endeudado con unos $1,000 de dólares por año y aún así, ha caído en impago y acumula pagos vencidos.

Ministerio de Hacienda
Imagen de los edificios del Ministerio de Hacienda, conocidos como “Las tres torres”. / Foto Por Archivo

Abr 30, 2017- 21:00

El Salvador ya tiene sobre sus hombros una deuda de $18,000 millones que tendrán que pagar tanto las actuales como las futuras generaciones, a tasas de interés de hasta el 8%, según datos del Banco Central de Reserva y el Ministerio de Hacienda.

Desde hace 10 años el país se endeuda a un ritmo promedio de $1,000 millones por año y en los últimos años tiene que pagar otros $1,000 millones en amortización de capital e intereses por el dinero que ha tomado prestado.

En 2007 la deuda total del país fue de $8,652 millones, según las cifras del BCR, pero a febrero de este año, esta cifra subió a $18,150 millones.

Lea además: Ministerio de Hacienda abonó deuda de pensiones luego de 21 días en mora

De esta cantidad, el 61% se le adeuda a inversionistas que han comprado bonos y otros instrumentos financieros. Otro 35% se le debe a organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o al Banco Mundial (BM) y el resto, a organismos bilaterales, bancos locales y a los mismos cotizantes de las AFP.

Estos últimos han financiado al Gobierno desde 2006 con más de $5,600 millones para que pueda pagar las pensiones del sistema antiguo (ISSS e INPEP).

Solo en deuda de corto plazo (que vence cada año) emitida a través de Letras del Tesoro (Letes), el país tiene un saldo de deuda de $1,037 millones, que han conseguido sin la aprobación de la Asamblea Legislativa.

Este es el saldo más alto en Letes que el Gobierno ha acumulado en su historia pues su histórico no superaba los $900 millones en años anteriores.

 

 

Los datos del Ministerio de Hacienda indican que el 42% de la deuda paga, en estos momentos, tasas de intereses de entre el 6 y 8%, una cifra que podría subir considerablemente teniendo en cuenta que el país cayó en “default selectivo” el 20 de abril pasado y mantiene una calificación de CCC o similar con las tres principales agencias de riesgo estadounidenses (Moody’s, Standard and Poor’s y Fitch Ratings).

Solo el dinero que los cotizantes de las AFP prestan al Gobierno están obligados a recibir una tasa de interés que no supera el 4%, por disposición de los diputados.

Además, el grueso de la deuda (42%) debe pagarse en los próximos 11 a 20 años y un 13% debe liquidarse en un plazo de 1 a 5 años, indican los datos de Hacienda.

Solo en diciembre de 2009 el país tiene que cancelar $800 millones en bonos para los que debe disponer de liquidez.

En total, la deuda representa ya más del 60% del Producto Interno Bruto, una cifra que los economistas creen que es preocupante para la economía nacional, pues a pesar de que recibe más ingresos a través de deuda y más impuestos, sigue creciendo apenas un 2% por año.

Eso equivale a una familia que, a pesar de tener más ingresos y tomar más créditos, no mejora sus condiciones de vida: la casa está igual o en peores condiciones.

Gobierno quiere más deuda

El sábado pasado el presidente Salvador Sánchez Cerén se quejó en público de que la Asamblea Legislativa no le deja conseguir más deuda.

“Le han bloqueado al gobierno el financiamiento a nivel del endeudamiento. El financiamiento de un país necesita tener siempre un nivel de endeudamiento, pero el partido ARENA nos ha parado el nivel de endeudamiento y nos ha parado más de 10 préstamos que ya están en la fase de aprobación”, señaló Sánchez Cerén durante el Festival del Buen Vivir, un programa que cuesta un promedio de $25 mil y que se realiza cada 15 días en diferentes puntos del país.

“Son $650 millones de bonos que tienen paralizados en la Asamblea Legislativa los diputados de ARENA, y otra cantidad de millones de dólares de los préstamos, pero vamos a seguir insistiendo”, manifestó el gobernante.

Sin embargo, conseguir más dinero será más difícil este año pues, tras caer en impago selectivo con los cotizantes de las AFP, el Gobierno se encuentra ahora en la lista negra de países considerados mala paga.

De hecho, el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, reconoció la semana pasada que mientras el país tenga una calificación CCC por parte de las tres agencias de riesgo, le será muy difícil a El Salvador conseguir dinero en el mercado internacional y si lo hace, tendrá que pagar tasas de interés altísimas.

La última colocación de $650 millones en bonos que pagará una tasa de $8.625 le costará al Gobierno $51 millones adicionales por año.

El economista Rafael Lemus ha criticado con dureza las decisiones fiscales que ha tomado el Gobierno en los últimos meses, sobre todo con la desidia del Gabinete Económico por dejar caer en impago al país, pese a que esto repercutirá en las tasas de interés del país y la obtención de más crédito en el futuro.

“Esto es una irresponsabilidad”, dijo Lemus, la semana pasada, quien además, ha criticado el hecho de que esta administración tenga hoy más ingresos que gobiernos pasados.

El analista económico, Mauricio Choussy, señaló: “no es que estemos con el agua hasta las narices. Ya estamos tragando agua”, aseguró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *