La Vida Universitaria

Lic. Jorge Alejandro Zelaya
Gold Service Legal and Business Advisors
El Salvador, Central America.


*Artículo de Opinión

La Vida Universitaria.

Se inicia desde que el estudiante de cursos de bachillerato comienza a pensar en su carrera profesional, sea ésta, técnica o universitaria, en muchos cosos la tradición familiar se vuelve obligatoria, sin embargo, los métodos de orientación en la enseñanza superior han cambiado y son acertados en la recomendación de la carrera a estudiar, la dirección de este tema se fundamenta técnicamente y se le llama: Propedéutica, que puede entenderse como cursos preuniversitarios, con las característica de que los consejos técnicos universitario, designan para su desarrollo a los profesores con más experiencia académica, bien podríamos decir a los mejores profesores de la Universidad y así, ya el estudiante de primer ingreso, va pensando que en la Universidad será una persona de pensamiento libre, ya no existe el Director, el Coordinador, el Orientador o la sociedad de padres de familia. Ahora el estudiante tiene de frente muchos perfiles académicos con los que aprenderá a servir a sus propios intereses y a la sociedad humana, va a comprender que una libertad mal pensada equivale a libertinaje, y que correctamente pensada, esa libertad, le abrirá los caminos de la técnica, de la ciencia y de la filosofía. En un abrir y cerrar de ojos se presenta una nueva vida “La Vida Universitaria”.

El término de estudiante está conjugado en tiempo indefinido, lo cual quiere decir que va a estudiar mañana, tarde y noche, que respetará a sus compañeros, a sus maestros y a las autoridades de la institución, tomando siempre en cuenta la reglamentación institucional. Y ahora su vida académica lo convierte en un estudiante ordenado e investigador. Puede dedicar tiempo a la recreación, a conocer nuevos amigos, a practicar hábitos de convivencia y practicas extracurriculares como el deporte, el baile, la danza, y otros actos escénicos.

Se presenta ahora un compromiso para el estudiante, dejar huella en la universidad, con el correr de los años va aprendiendo a ser responsable, va adoptando un hacer universitario progresivo, a disfrutar la satisfacción de obtener buenas notas en sus exámenes, de pasar al siguiente ciclo, de egresar de la institución y obtener el alto grado académico de Licenciado o de Doctor y que por su capacitación no defraudara ni a su familia ni a la sociedad.

Lo descrito en los renglones anteriores, es un pasado glorioso y ejemplar que personifica la vida Universitaria, bien podemos afirmar que ésta, es una de las mejores etapas en la vida de una persona, ya el famoso cantautor argentino Carlos Gardel, dedico a esos momentos dos inolvidables canciones “Adiós Muchachos” y “Amores de Estudiante”

Si un viajero visita la Universidad Autónoma de México; las universidades de los Estados Unidos; de Cuba; de Argentina; de Chile o de las universidades de europeas, se encontrará con el “Salón de la Fama” y allí verá hechos deportivos, artísticos, y musicales que sus estudiantes han transmitido de generación en generación que se han inscrito por siempre en mármoles y en bronces.

Algunas universidades acostumbran a no perder de vista a sus exalumnos y los invitan a los actos solemnes o culturales que programan anualmente, y asi mantienen viva la frase latina: “flamma studium minime averte” la llama del estudio, nunca se debe apagar, definitivamente “A LA UNIVERDIDAD SE LE QUIERE O SE LE DEJA”..

Agradecimiento al

Dr. Alejandro Bustillo Ángel

Gran Maestro y Amigo

Copyright © Todos los Derechos Reservados 2017 Gold Service. S.A de C.V

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *