ANEP prevé que los próximos 20 meses serán los más difíciles

ANEP prevé que los próximos 20 meses serán los más difíciles

Las polémicas reformas al fondo de pensiones y la ley de extinción de dominio que hizo la Asamblea causan incertidumbre al sector económico.

Las próximas elecciones generarán más incertidumbre, lo que mantendrá un lento crecimiento. Más empleos se pueden perder. / Foto Por Archivo

Jul 19, 2017- 21:00

Los próximos 20 meses serán más difíciles en todos los aspectos nacionales, debido a los innumerables riesgos que traerá la época electoral, advirtió ayer el presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Luis Cardenal.

En lo político, la Asociación advierte que desde hoy el Gobierno y el partido en el Gobierno dejarán de lado las acciones estratégicas, para enfocar sus esfuerzos en medidas de corto plazo que le generen réditos políticos.

“Todo lo que venga ya no se decidirá por planes a mediano o largo plazo. La inversión pública no se hará por prioridades. Tampoco la deuda u otras acciones. Todo se va a enfocar en los réditos electorales”, señaló Cardenal.

El empresario prevé este escenario luego de las polémicas reformas aprobadas por la Asamblea con los votos del FMLN, GANA y dos diputados del PCN y uno de ARENA según las cuales el Gobierno podrá tomar $500 millones más de los ahorros de pensiones de los trabajadores. A esto se agregan los cambios a la Ley de Extinción de Dominio que han sido duramente criticados por la Embajadora de los Estados Unidos, Jean Manes, y por el Fiscal General, Douglas Meléndez. Además, políticos auguran una nueva aritmética legislativa tras el voto disidente de Carolina Rodríguez de ARENA.

Y a pesar de eso hay una gran apatía política de los ciudadanos. “Nadie cree en los partidos políticos. A nosotros nos preocupa porque para el ejercicio del poder son necesarios los partidos políticos y la Constitución lo pide.

“Lo que puede suceder es que surja un iluminado que venga a trastornar todas las reglas democráticas”, aseguró.

Lo peor de todo es que hay un desconocimiento ciudadano de cómo votar. La gente no entiende todavía cómo funciona el voto cruzado y cuál es la importancia que tiene.

De ahora en adelante todas las actividades buscarán ganar más rédito político.

Aunado a eso hay un deterioro de la representatividad de los políticos y, por si eso fuera poco, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) sigue pasivo, lo que preocupa aún más tomando en cuenta que esta ha sido la actitud de otros organismos electorales en los que se han señalado fraudes. Los antecedentes de las pasadas elecciones, en las que hubo tardanza en el conteo de votos, es una muestra de que el TSE no está activo. No hay licitaciones y sus quejas de que no hay dinero son riesgos que vendrán.

El diputado del PCN, Mario Ponce, dijo que a partir de hoy la aritmética legislativa hará más fácil la aprobación de leyes que solo requieran mayoría simple (43 votos).

Lo dice después de que el FMLN aprobara reformas a la ley de extinción de dominio y al techo de endeudamiento del Fideicomiso de Obligaciones Previsionales (FOP). En la primera, se logró la mayoría simple con el voto de la diputada de ARENA, Carolina Rodríguez; y en la segunda, con el apoyo de los pecenistas Francisco Merino y Reynaldo Cardoza.

En lo económico

La fuerte carga electoral que comenzará a partir de hoy también impactará en la economía, donde se espera que continúe el lento crecimiento económico, que a su vez, traerá más desconfianza de los inversionistas y, por ende, menos inversión y más desempleo. “No se vislumbra ningún cambio en ese sentido”.

Además hay grandes dudas sobre las estadísticas económicas. El Banco Central de Reserva tiene en sus manos nuevas estadísticas, pero no las divulga porque pueden reducir drásticamente todo lo proyectado, y no convendría para los réditos políticos que buscan conseguir.

Además Cardenal dice que no será extraño que de aquí en adelante también hayan más intentos por aprobar más impuestos y se insista en aprobar una reforma de pensiones que tome el dinero de los trabajadores. Tampoco será extraño que el Gobierno quiera más deuda alegando que no le alcanza el dinero que recibe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *