Clima de inversión mejora por primera vez en 10 años

Clima de Inversión Mejora en El Salvador

El 38 % de los empresarios consideró una mejora en el tercer trimestre, cuan-do desde 2009 se mantuvo en 10 %, indicó Fusades en su informe.

Si bien el sector empresarial aún se mantiene a la expectativa de cuáles serán las políticas que empleará el nuevo Gobierno, en el tercer trimestre de 2019, el indicador de clima de inversiones logró por primera vez en una década tener resultados positivos, indicó ayer la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

El tanque de pensamiento presentó su informe de coyuntura económica, el cual incluyó su encuesta sobre dinámica empresarial que realiza de manera periódica con grandes, medianas y pequeñas empresas de diferentes rubros. Uno de los principales indicadores es la percepción de inversión y cuáles son los factores que impiden o promueven su desarrollo en el país.

En su informe señaló que el clima de inversión registró “un cambio” a partir del segundo trimestre de 2019, indicador que se había mantenido en valores negativos de manera consecutiva desde 2008. El saldo neto positivo llegó a 27 puntos, un 38 %, cuando en los últimos 10 años se mantuvo por 10 %.

Pedro Argumedo, investigador del Departamento de Estudios Económicos (DEC) de Fusades, indicó que los factores que propiciaron a registrar esta percepción se atribuyen por un 44 % de los empresarios a “las expectativas que ha generado el nuevo Gobierno”, debido a las políticas públicas que se ejecutarán, y a “la menor inseguridad que perciben un 16% de empresarios”.

Pese a ese mejoramiento, aún hay una parte del sector empresarial que se mantiene expectante y percibe un clima desfavorable. Un 23 % observa incertidumbre en la nueva administración del Ejecutivo y 20 % señala la delincuencia.

Para Fusades, uno de los rubros favorecidos con la llegada del nuevo Ejecutivo es el sector construcción, ya que su clima de inversión fue negativo hasta el segundo trimestre del 2019. La razón, según José Andrés Oliva, investigador del DEC, fue que durante 2018 y 2019 se introdujeron ciertos permisos que no se habían aprobado hasta septiembre de este año.

Esto propició a que la demanda de crédito del sector construcción alcanzara 40.2 %, generando de esta forma casi el 80 % de los nuevos empleos registrados en el sector privado del país, indicó Argumedo.

 

Por Jaqueline Villeda | Recopilado de elmundo.sv el 28 de noviembre del 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *